Logo Bolsa de Cereales

Unos 10 mil camiones en promedio por día comenzaron a arribar esta semana, en forma permanente, a los puertos y aceiteras del Gran Rosario, con soja y maíz de la actual cosecha. Como es habitual, San Lorenzo y La Ribera son puntos clásicos de la saturación del tránsito vehicular, que aumenta fuertemente durante la noche, explicaron voceros del sector.

Esta tarde, las rutas y accesos al polo oleaginoso más importante de América Latina, que se ubica entre Timbúes y Arroyo Seco, se encontraban saturados. Podía observarse más de cinco camiones a la vera de la autopista Santa Fe-Rosario y algunos más tratando de ingresar a las playas de los puertos.

Los transportistas coincidieron -un año más- en criticar que “el panorama es similar a la misma época del año pasado”, esto es “varias horas de espera sobre la ruta, con pocos servicios y mucha paciencia”. “Nadie hace nada para cambiar esto”, señalaron ante una consulta de La Nación.

Según ocurre anualmente, el grueso de los arribos ocurrirá hacia fines de marzo y comienzo de abril, ya que hay zonas cultivadas con soja y maíz que todavía soportan las consecuencias de las intensas lluvias de los últimos 10 días.