La Sociedad Rural y Confederaciones Rurales expresaron ayer su “profunda preocupación” por la situación que presenta la producción triguera y consignaron que la nueva intervención oficial establecida por Guillermo Moreno y que fija otro cepo a las exportaciones, “no hace más que empeorar el escenario para los productores”.
trigoLa Rural consignó que dicha producción cerealera se “vio altamente afectada por el exceso de lluvias y por una consecuente reducción de los rindes esperados”. Y que ante esta situación, el recorte del cupo de exportaciones no hace más que empeorar el escenario para los productores, ya que reducirá aún más el precio que reciben por el cereal y agregará más complicaciones para vender trigo”. La entidad ruralista explicó que resulta “falaz” el argumento oficial de cerrar las ventas externas de trigo con el objeto de cuidar la mesa de los argentinos y recordó que “hace tres cosechas, el precio de un kilo de trigo era de $ 0,40, y el kilo de pan se encontraba a $ 2,5.

Hoy el trigo vale $ 1, y el kilo de pan ronda los $ 10”, explicó. La Sociedad Rural consideró que pese a “la magra cosecha” que se constata al promediar la misma, “las necesidades básicas de nuestro país, están absolutamente garantizadas en el escenario actual”. Por su parte, CRA aseguró que la campaña triguera se ve signa-a por “la intervención oficial en el mercado y el exceso de lluvias que trajo como consecuencia una reducción de la producción esperada” para el presente ciclo productivo. Y advierte que los recortes a la exportación afectan a “28 mil productores trigueros”.