El cierre de la cosecha de los cultivos de gruesa para el período 2015-2016 se incrementó en 26% en la producción de la soja, 38% en el maíz en tanto que en el caso del girasol retrocedió 9% en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires.

soja

Así lo indicó un informe de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca (BCBB) en su habitual recorrida por los 12 partidos del sudoeste bonaerense conformados por Adolfo Alsina, Guaminí, Puán, Saavedra, Tornquist, Coronel Suarez, Coronel Pringles, Coronel Dorrego, Coronel Rosales, Bahía Blanca, Villarino y Patagones.

El documento de la Dirección de Estudios Económicos de la BCBB expresó que “el cierre de la campaña 2015-16 de cultivos de gruesa finalizó retrasado por las continuas lluvias que impidieron el normal trabajo de cosecha”.

En cuanto a la soja el informe al que tuvo acceso Télam indicó que “las excelentes condiciones climáticas acompañaron al cultivo en todas las etapas de su desarrollo” donde “se esperaba en muchos lotes rendimientos excepcionales, sin embargo las continuas lluvias imposibilitaron que la cosecha se realizara en tiempo y forma”.

“El promedio finalizó en 2.700 kilogramos de hectáreas, rinde más que aceptable para la zona, que junto al aumento del área sembrada condujeron a un incremento de la producción del 26 por ciento, al finalizar con 1.39 M tn”, agregó.

La Bolsa sostuvo que “las estimaciones de siembra realizadas, arrojan que la superficie se mantendría para la actual campaña 2016-17”.

Por su parte el maíz y según el informe al igual que el cultivo de la soja “el clima favoreció para que finalizara con excelentes rendimientos”.

“La consolidación de un manejo tecnológico regional (genética RR, densidades reducidas, fertilización) han generado que el cereal incremente su área un 10% y su rinde promedio ascienda a los 6.800 kg/ha”, agregó.

En ese sentido se indicó que dicha situación llevó a que la producción ascienda casi un 40% al finalizar con 876.000 toneladas.

“Para la actual campaña se espera nuevamente un aumento del área del 10%, principalmente en aquellos establecimientos mixtos, por la versatilidad del cultivo para ser utilizado con fines forrajero”, agrega el informe.

En tanto que para el girasol la entidad indicó que “si bien los rindes fueron más que aceptables 1.850 kg/ha. promedio, estos no lograron compensar la caída del 12% en el área implantada”.

“La combinación de estas variables provocaron un descenso de la producción de
aproximadamente un 10% al pasar de 300.000 a 273.000 toneladas ésta última campaña”, agregó el informe.

Por último se informó que “afortunadamente, las primeras estimaciones indican para el ciclo 2016-17 un incremento del 20% de la superficie a sembrar con girasol, impulsado por la recuperación del precio de la oleaginosa y la liberación de superficie que en principio estaba destinada a la fina y por exceso hídrico no pudieron ser sembradas”.

“Sin embargo este aumento podría estar acotado por la falta de semilla”, puntualizó.

Bolsa Cereales