A unpequeño productor que siembra sólo soja hoy le queda en el bolsillo un ingreso mensual de menos de $ 2.000. Y si produce en rotación con otros cultivos, como maíz y trigo, que están intervenidos por el Gobierno en el mercado, directamente tiene un rojo mensual de poco más de $ 2.300.

Soja

En el campo, estos contrastes ocurren por la pérdida de rentabilidad por la caída de los precios de los granos, la suba de los costos y una fuerte presión impositiva con las retenciones. La situación afecta por igual a productores pequeños, medianos y grandes, pero impacta más fuerte en el segmento de los chicos. Por la crisis en el sector, hasta mañana Coninagro, Sociedad Rural Argentina y Confederaciones Rurales Argentinas están realizando un cese de comercialización, medida a la que no adhirió la conducción de Federación Agraria Argentina (FAA).

Según un trabajo realizado por Gualberto Di Camilo, gerente general de la cooperativa AFA, el productor pequeño de la zona agrícola núcleo [las mejores tierras del sur de Santa Fe, norte bonaerense y el sudeste cordobés] con 50 hectáreas propias y 100 alquiladas percibe un ingreso mensual de $ 1937 si hace 100% de soja. En FAA y en AFA, hay cientos de productores con esa escala productiva.

Para comparar, el ejecutivo dijo que el sueldo en la administración pública ronda un promedio de $ 14.000, con lo cual el ingreso mensual del estrato de productor analizado es el 14% de ese monto.

“La situación no es buena aun haciendo soja. Al productor no le queda nada”, expresó Di Camilo. El gerente general de AFA presentó el trabajo de los márgenes en la jornada de políticas públicas diferenciadas que organizó anteayer FAA, con la presencia de los candidatos presidenciales Mauricio Macri, Daniel Scioli, Sergio Massa y Margarita Stolbizer.

Además de tener 50 hectáreas propias y 100 alquiladas, entre las variables que toma el informe para ese tipo de productor figura un flete de 170 kilómetros a los puertos rosarinos y un arrendamiento de 17 quintales de soja por hectárea. Incluye las retenciones del 35% en soja, 20% en maíz, 23% en trigo, un tipo de cambio actual y futuro (a mayo 2016 con $ 11,38, 25% de devaluación) y el canon por una nueva tecnología en soja de Monsanto que se generalizará en la pampa húmeda en 2016. El estudio toma que ese productor invierte US$ 85.045 para producir.

La Nación/Fernando Bertello