El Gobierno celebró ayer el inminente levantamiento de las restricciones a la importación de carne argentina que anunció Estados Unidos y estimó que eso permitirá al país exportar u$s 280 millones. Sin embargo, la dirigencia rural salió al cruce del Ejecutivo y reclamó bajar retenciones y liberar exportaciones para poder aprovechar la apertura.

Carnes

La Sociedad Rural (SRA), recordó que deberán llevarse adelante medidas para asegurar la inocuidad y “ninguno de estos esfuerzos productivos, comerciales y sanitarios tendrá sentido si el gobierno argentino mantiene su actual política comercial con un mercado cerrado, con permisos de exportación otorgados discrecionalmente”.

La SRA culpó al Ejecutivo por “la pérdida de más de 18.000 productores ganaderos”, y agregó que “Argentina pasó de ser el tercer exportador mundial de carne bovina (en 2005) a ser el decimocuarto, después de Bielorrusia”.