Mientras el consumo interno de carne bovina en los primeros ocho meses del año creció 6,5 por ciento, las exportaciones cayeron 26,5 por ciento respecto del mismo lapso de 2011, según un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes de la República Argentina (CICCRA).

Entre Enero y Agosto pasado las ventas al exterior de cortes vacunos totalizaron 80.518 toneladas peso producto, su menor registro en ocho años, performance que CICCRA definió como “pobrísima”.

Los embarques de cortes Hilton sumaron 14.206 toneladas, lo que arrojó una caída de 6,5 por ciento anual.

En valor, las exportaciones totales dejaron 681,7 millones de dólares entre Enero y Agosto, 20,3 por ciento menos en el orden interanual.

Por su parte, se consumieron internamente 1,568 millones de toneladas de res con hueso de carne vacuna, lo que arrojó una mejora de 6,5 por ciento y un aumento de 95.895 toneladas con relación a los primeros ocho meses de 2011.

A su vez, el consumo interno per cápita creció 5,5 por ciento al resultar de 57,1 kilogramos/año. No obstante, ese volumen fue 17,2 por ciento menor al máximo registrado en igual período de 2009.