La producción triguera podría reducirse hasta un área de siembra de 3,6 millones a 3,9 millones de hectáreas por la caída de los precios internacionales y la falta de “incentivos” que de las políticas hacia el sector, según publica El Cronista.

trigo

Gustavo López, titular de Agritrend, aseguró a la agencia DyN que “teniendo en cuenta los 4,2 millones de hectáreas sembradas con trigo en 2014, hoy hay poco sembrado y, según relevamientos preliminares, se podría registrar una baja del 10% al 15% del área; es decir, se reduciría a 3,7 o 3,9 millones de ha.”.

Esto se explica, dijo, por “dos factores que plantean incertidumbre: los precios internacionales poco atractivos”, al igual que en maíz y soja, y por “lo que sucede con la política actual que hace que el productor no encuentre incentivos”. En particular, se refirió a los ROE y cupos de exportación, que generan incertidumbre en el operador, al no saber si va a poder exportar y, por ende, los precios bajan. También pesan, agregó, los derechos de exportación.

Desde la Federación Agraria Argentina (FAA) también aseguraron que se reduciría el área a sembrar. Omar Príncipe, presidente de FAA, manifestó ayer la preocupación por la falta de incentivos para producir trigo. “Si no aparecen medidas con urgencia no sólo se pierde área sembrada, sino que van a seguir cayendo pequeños productores del mapa. El panorama es muy desalentador, sobre todo en zonas bonaerenses, que por sus características climáticas son de monocultivo triguero”, dijo.

En el centro de Santa Fe empezó la siembra con condiciones ambientales muy buenas o excelentes en el 90% del área, aunque según la Bolsa de Comercio santafesina y las autoridades provinciales “se estima una intención de siembra un 15% o 16% inferior a 2014”. En tanto, Príncipe se refirió sobre las medidas que ayudarían al sector. “Hoy lo recaudado por derechos de exportación al trigo representa apenas el 0,1% de los ingresos del Tesoro nacional. Hay margen para eliminar las retenciones sin afectar al fisco. Y a los productores nos permitiría empezar a recuperarnos”. Además, destacó que “para hacer trigo se necesita mucho fertilizante. Hay un proyecto de ley en el Congreso, del oficialismo, que prevé compensar inversiones en este rubro como anticipo de Ganancias. También se podría financiar la tasa para comprar insumos, o reducir costos de fletes”, comentó Príncipe.

Bolsa Cereales