El retraso en los trabajos de siembra de maíz se debe en gran parte a la imposibilidad de las máquinas para ingresar a los cuadros luego de las lluvias caídas durante el mes de Agosto, según informó hoy un informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

A la fecha se lleva un avance del 2,2% de la superficie tentativamente proyectada en 3,4 millones de hectáreas a implantar durante la presente campaña (en números absolutos unas 75 mil hectáreas ya se incorporaron).
Según el informe de la entidad porteña, hacia la zona Centro-Este santafesina, más específicamente en Rafaela, San Justo y Romang, ya se aprecian lotes emergiendo y hasta cultivos en dos hojas desarrolladas.

En tanto, hacia la zona Núcleo Sur se comenzaron a sembrar los primeros lotes durante esta semana, sobre todo en el sur de Santa Fe, en aquellos campos altos  donde hay piso para el ingreso de las máquinas. Los lotes más bajos aún no poseen la cama de siembra adecuada para garantizar un buen ingreso del parque maquinario y una mejor implantación del cereal en cuestión.

“De continuar la ausencia de precipitaciones durante el fin de semana se podrá avanzar con la siembra en el resto de las zonas donde aún no han comenzado”, concluye el informe.

Bolsa de Cereales/Infocampo