Los productores trigueros de la provincia de Córdoba tendrán un margen bruto en campo propio de 84 dólares por hectárea, según una estimación de la Bolsa de Cereales cordobesa. La cifra representa una caída del 4% en comparación con la campaña pasada.

trigo

Hay dos factores que influyen en la menor rentabilidad. En primer lugar, la falta de lluvias en el período crítico del cultivo va a impactar sobre los rindes. “En la campaña 2018/19, el rendimiento promedio ponderado del trigo en Córdoba sería de 25 quintales por hectárea, unos 8,5 quintales por debajo del ciclo anterior”, precisa el informe.

Es un valor que es un quintal inferior, inclusive, al promedio histórico y el rinde más bajo de las últimas cinco campañas. Los primeros lotes cosechados en la provincia confirman esta más que probable caída en los rendimientos.

La otra cuestión importante es el peso de las retenciones sobre la ecuación comercial de los productores. “De no existir los derechos de exportación que se aplican al cereal desde comienzos de septiembre de 2018, el margen bruto hubiera sido de 134 dólares por hectárea, es decir unos 50 dólares por hectárea más elevado que el estimado”, concluye la Bolsa cordobesa.

Fuente: Clarín/CRA