logo-SRADesde el 2008 a la fecha, la leche, el pan y la carne fueron los productos del supermercado que más aumentaron, con subas acumuladas que van del 200 al 300%, valores muy lejanos a los difundidos por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) para el cual en ese lapso la canasta básica sólo incrementó sus precios en un 60,8%.

Actualmente, el sachet de leche de las dos marcas líderes cuesta $ 7,35 y $ 7,15. En 2008, sin embargo, valían cuatro veces menos: se vendían a $ 1,85 y $ 1,80, según un estudio de la asociación Adecua y de Consumidores Libres que compararon los precios de 86 alimentos y bebidas relevados en julio de 2008 y los compararon con los registrados en el mismo mes, pero del presente año. El incremento representa un aumento del 297 por ciento en sólo cinco años.

Por su parte, la Mesa Nacional de Productores de Leche, que agrupa a tamberos de todo el país, informó el mes pasado que el precio del producto al consumidor acumula un incremento del 321% desde 2008. “Muchos productos del súper triplicaron y hasta cuadruplicaron el precio que tenían hace cinco años, muy por encima de lo que subieron los salarios. Y eso se sintió con especial dureza en el pan, la carne y la leche”, sostienen las entidades que midieron la evaluación de los precios de 86 alimentos y bebidas relevados en julio de 2008 con los registrados ese mismo mes, pero este año.

Según consigna Clarín , a partir del relevamiento de Adecua, el pan es otro de los productos que sufrió mayor aumento de sus precios. En julio de 2008, Consumidores Libres registró que en Coto se vendía a $ 2,49. Eso resulta en una suba del 301% hasta hoy, sólo si se toma el precio del pan de $ 10 acordado con el Gobierno. Pero si ése no se consigue, como suele pasar, la alternativa más económica sale $ 16, lo que arroja un aumento acumulado del 543% en cinco años. Con la carne sucedió algo similar. Hoy, el kilo de milanesa no baja, en los supermercados relevados, de $ 49,99, cuando en el 2008 se conseguía a $ 12,69; es decir, que en cinco años, la suba fue de un 294%. La tapa de asado, por su parte, que hoy cuesta $ 40,69, en el 2008 estaba a $ 12, es decir una suba de 239%.

Los precios que difunde el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina(Ipcva), de acuerdo al matutino, van en la misma línea. En esos registros, el asado, el vacío, la nalga y la paleta subieron 205% en promedio en cinco años. Es decir, hoy cuestan más del triple. Pero no sólo el pan, la leche y la carne manifestaron subas exponenciales. El relevamiento de las consultoras arrojó al comparar el 2008 con la actualidad alzas del 305% en el kilo de azúcar (pasó de $ 1,89 a $ 7,65) y en el queso crema (de $ 4,19 a $ 16,99).

También fueron fuertes los aumentos en otros lácteos como queso port salut (227% más), queso de rallar (206%) y yogur bebible (195%).

Los sueldos, mientras tanto, registraron subas, pero en menor proporción que los alimentos. Según los datos más recientes que publica el organismo estadístico de la Ciudad, el ingreso medio mensual de los porteños creció un 161% en los últimos cinco años. Y si se toma el salario mínimo, vital y móvil, con su último ajuste a $ 3.300, la suba fue del 175% desde 2008.

SRA