El presidente de Federación Agraria dijo ayer que “lo que se viene es el conflicto agropecuario con los tractores en las rutas”. Buzzi señaló que los productores del sector aún reclaman una respuesta ante el “retraso cambiario, el aumento de los costos y las retenciones”.

“En las ventanillas de poner, los productores pusimos fortunas. Ahora, en las ventanillas de recibir nos tuvimos que ir a los bancos”, indicó Buzzi sobre la asistencia que el Ejecutivo nacional anunció antes de ayer para los ruralistas afectados por las faltas de lluvias.

El titular de FAA remarcó que más allá de la sequía, el sector aún mantiene reclamos ante “problemas serios en la economía argentina” que “merecen una discusión particular y no en la comisión de emergencia agropecuaria”. En la reunión con el ministro de Agricultura donde se acordaron créditos por 2.300 millones de pesos, los presidentes de las entidades rurales pidieron al gobierno una nueva reunión para tener un diálogo político por fuera de la sequía, con la intención de tratar temas como retenciones, comercialización de granos y costos del sector

Bolsa de Cereales