El miércoles pasado se lanzó oficialmente La Rotonda, la comunidad agrícola más grande del país. La apertura del evento estuvo a cargo de Leonardo Valente, Director de Tecnología de IAPI, institución que da impulso y apoyo a La Rotonda, entre otras relevantes iniciativas.

la-rotonda

Valente destacó que “lo que hoy se presenta es la startup más caliente del Agrotech, estamos ante una verdadera uberización del campo”.

Por su parte Cristian Ruiz, Gerente General de La Rotonda, dijo que “era muy angustiante ver que todo lo que los productores invertían en el campo podía perderse si no encontraban quién les brindara servicio. En definitiva, había una necesidad de conectar a quién busca y demanda servicios así como el que los ofrece. Y, basados en la economía colaborativa, creamos esta plataforma que permite a los productores ofrecer y demandar servicios agropecuarios en forma simultánea”.

A través de La Rotonda, el productor agropecuario puede ofrecer y/o demandar servicios agrícolas de manera simple, directa y geo-referenciada, y lograr así acceder a acuerdos de mayor calidad en la actividad de contratación más importante que tiene en cada campaña, conformando de esta manera el primer mercado de servicios rurales del país.

Hasta ahora, tanto contratistas como productores agropecuarios en general debían contactarse uno a uno y en la mayoría de los casos con más de un escalón de intermediación para hablar de algún trabajo como el de cosechar un lote o aplicar glifosato: el modelo relacional era pre-internet.

“Estamos convencidos de que esta solución colaborativa llevará a un nuevo nivel esa red de contactos, permitiendo contar con más opciones para un requerimiento a la hora de concretar acuerdos”, enfatizó Ruiz.

Verónica Morales, CEO de La Rotonda, expresó que “a través de este medio los usuarios podrán ofrecer y demandar servicios agropecuarios con un perfil único; conocer de forma transparente las condiciones de servicios agropecuarios en una localidad específica; acceder a más opciones para demandar y/o prestar servicios; aprender sin costo; contar con calificaciones que permiten asegurarse una contratación confiable; programar mejor los servicios disminuyendo las pérdidas de tiempo y calidad de cultivo, entre otros beneficios”.

Por un lado, quienes ofrezcan estos servicios estarán permanentemente al tanto de las notificaciones de los trabajos que se necesitan en la zona donde están operando sus equipos y por el otro, quienes necesiten contar con ellos, podrán publicar el requerimiento necesario para sus lotes de manera simple y clara para una determinada fecha.

La experiencia para el usuario es sumamente amigable, quien solicite servicios al dar de alta su requerimiento tendrá en su aplicación todos los posibles candidatos que le solucionan el problema en una determinada localidad. Con estas opciones, solo debería declararse interesado en las propuestas que seleccione. Al ocurrir, quien oferta servicios, recibirá la notificación y aceptará solo con agendar el trabajo, en ese momento ambos verán sus datos y podrán intercambiar de manera directa.

En base a los parámetros de búsqueda, entre los que se encuentra el precio, el prestigio de los usuarios, sus capacidades de trabajo y las hectáreas involucradas, se podrán acordar las prestaciones de los servicios sin intermediación alguna. Una vez finalizado el servicio, se podrá volcar la calificación del usuario y los comentarios que surjan como resultado de la relación.

Para dimensionar el impacto de esta iniciativa, basta con mencionar que el total de servicios agrícolas contratados en Argentina en un año es de 5,5 bn y en el mundo 130 bn.

La experiencia es la primera a nivel mundial y tendrá como foco conformar la primera comunidad colaborativa de servicios rurales. Los usuarios podrán usar la plataforma en forma gratuita durante la etapa de lanzamiento.

Los representantes de La Rotonda coincidieron en que “vamos a formar la comunidad de operaciones agrícolas más importante del país”