Un nuevo golpe le dio el clima a la producción algodonera de Chaco y parte de Santiago del Estero y norte de Santa Fe, con registros de lluvias que van de los 200 hasta los 300 milímetros. En la zona de Hermoso Campo, los caminos están cortados y no se puede ingresar para observar el estado de los cultivos.

Se intensifica la lucha contra el picudo del algodon 2

Las zonas más afectadas durante las inundaciones de enero pasado volvieron a recibir intensas lluvias en la madrugada de este domingo, siendo el sudoeste afectado como por ejemplo Itín con 300 milímetros y Hermoso Campo con 270, según los datos aportados por productores agropecuarios de esa zona.      Pinedo, Charata, Hermoso Campo, Itin, Las Breñas, Avia Terai y Napeney, están entre las localidades más afectadas.

“Se nos complica mucho porque luego de que pare la lluvia, el agua empieza a correr y se van a llenar de nuevo los bajos”, indicaron los productores consultados por Diario Norte de la zona de Pinedo.

Se paraliza la cosecha de algodón

Los reportes tomados desde distintos puntos de la provincia muestran un cuadro de situación complicado, donde los lotes sembrados con algodón se ven afectados por la gran cantidad de agua caída.

Por ejemplo, el productor Ariel Wendler, a unos 12 kilómetros al oeste de Las Breñas, contó que su campo con algodón y con soja está bajo agua y que en la mañana de ayer domingo cayeron 250 milímetros.

En la zona de Hermoso Campo, los productores ganaderos Fabricio Simoncini y Fernando Gutiérrez reportaron entre 240 y 270 milímetros en diferentes lotes, comenzando a complicarse la situación.