Las últimas lluvias registradas en la zona núcleo agrícola superaron las expectativas y permiten una proyección para la soja de una cosecha de 46,2 millones de toneladas.

Según un informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, las últimas lluvias representaron “un alivio significativo que permite anticipar una muy buena implantación de las siembras tardías”, aunque resta saber qué ocurrirá con las precipitaciones durante los próximos meses.

Respecto al maíz, el informe proyecta una cosecha de 22 millones de toneladas si se mantiene la recuperación hídrica de la última semana.

Para los próximos días se esperan para el norte y el centro del área agrícola precipitaciones significativas, mientras que el sur de la misma se observará precipitaciones escasas. Por último, para el girasol se espera una cosecha de 3,5 millones de toneladas, con el 86 por ciento del área apta cosechada y un rendimiento de 19 quintales por hectárea.